Averías más habituales en una máquina de coser

Acudir a un servicio de reparación de máquinas de coser es la decisión más acertada cuando se tiene este tipo de productos, por otro lado, tan útiles tanto para uso doméstico como para empresarial. Y es que con una serie de arreglos pequeños y de algunos ajustes se puede seguir disfrutando de este maravilloso aparato.

Averías más frecuentes

Es habitual que la aguja de una máquina de coser se rompa. En este caso es muy importante localizar todos los trozos para evitar que entren en los mecanismos más internos del aparato y se queden atascados, lo que provocaría un mal mayor. También es habitual que la máquina se desplace llegando a rasgar los tejidos sobre los que se esté trabajando. En este caso lo más normal es que la máquina no esté bien colocada. Si hace ruidos extraños o va algo lenta, puede que la haga falta lubricante.

En lo que se refiere a los hilos, es posible encontrar ciertas dificultades con el inferior. Puede estropearse si no se encuentra agarrado correctamente a la canilla o porque el bobinado no esté bien hecho. En cualquier caso, lo primero que hay que comprobar es que se haya hecho bien el enhebrado. Pero si hay un problema muy común, es la rotura del hilo superior. Normalmente esto sucede porque el mismo está muy tensado. Si lo que pasa es que la hebra se engancha en las telas, es porque está tan flojo que la aguja no puede cogerlo. La solución es insertarlo de nuevo en la máquina.