Tipos de máquinas de coser

La reparación de máquinas de coser es mucho más habitual de lo deseable. Este dispositivo que funciona mecánicamente, suele sufrir algunas averías al contar con un sistema de unión de los hilos demasiado complejo. Un mal manejo de este tipo de máquina puede desencadenar en numerosos fallos.

Diferentes máquinas de coser

Estas máquinas pueden ser clasificadas en tres grupos: las industriales utilizadas para telas duras o pesadas; las semi-industriales, que pueden coser y bordar y las domésticas. Dentro de este grupo existen muchas variedades y son las más utilizadas en todos los hogares. Algunas pueden realizar distintas tareas como ojales, bordados o enhebrar de forma automática.

Dependiendo de la tarea que realizan nos encontramos con máquinas de coser recubridoras usadas para hacer costuras centradas. La máquina de pespunte se encarga de realizar costuras cerradas y cuenta con tres agujas como máximo. La bastera se utiliza para hacer costuras invisibles como los dobladillos de los pantalones de vestir.

La remalladora es usada para que las costuras no se deshilachen y para ello realiza puntadas en las costuras. La botonera como su nombre indica, sirve para pegar distintos tipos de botones y la atracadora cumple la función de afirmar bolsillos o aberturas entre otros. Por otro lado, están la elastiquera que se usa para colocar elásticos y la cerradora. Esta última a través de puntadas francesas es capaz de cerrar mangas, camisas o pantalones deportivos. Por último, está la ojaladora. Esta se encarga de hacer ojales y cuando los ha hecho la propia máquina los corta automáticamente.